TU ESPOSO. Neville Goddard, 1968.

TRADUCIDO POR ROSARIO DE LA CRUZ PARA EL GRUPO NEVILLE GODDARD INTIMO.

Probablemente uno de los versos más incomprendidos en la Biblia se encuentra en el capítulo 3 del Génesis, versículo 16:

«El Señor dijo a la mujer: Multiplicaré en gran medida tu dolor en el parto; con dolor darás a luz los hijos, y con todo, tu deseo será ​​para tu marido y él te dominará”.

En nuestro fabuloso mundo, muchos aceptan esta declaración literalmente, y creen que los niños, de los que se habla aquí, vienen desde el vientre de la mujer y el varón es el marido y el dictador; Sin embargo en el capítulo 54 de Isaías, se nos dice: «Tu marido es tu Hacedor, el Señor de los ejércitos es su nombre.»

La humanidad (mujeres y hombres) es la emanación de Dios, también su esposa, ‘hasta que el sueño de la muerte haya pasado «. Independientemente de tu sexo eres la mujer a quien el Señor habló en este capítulo 3 del Génesis. Tus hijos no son los que salieron del vientre de una mujer, si no desde tu imaginación. Tu esposo (el Señor de los ejércitos) engendrará todas las ideas con las que te enamorarás, sin importar lo horribles que puedan ser. Y siendo tan versátil, Dios tiene el poder para interpretar cada parte y asumir todas las formas en el mundo.

Tomemos un ejemplo vivo. Cuando Hitler y su Tercer Reich llegaron al poder, innumerables mujeres felizmente casadas que amaban a sus esposos e hijos se enamoraron de la idea de una raza superior; una raza germánica que esclavizaría a la humanidad. Y a medida que la idea se hacía más grande en sus mentes, estas mujeres tenían un romance con Hitler en sus sueños. No era la persona, Hitler, con quien tenían unión, sino con el estado que él personificaba – igual que tú, si eres completamente honesto contigo mismo, te has enamorado de una idea (un estado) y encontrado su personificación en una dulce noche de bodas y tuviste una aventura. Luego, en la mañana miraste a tu esposo y sentiste dolor, pues no entendiste el misterio de Cristo, pensaste que tuviste una aventura con una persona. Pero el hombre involucrado pudo haber estado jugando cartas, emborrachándose, o profundamente dormido en su propia cama y estar completamente ajeno a ti como persona. Él no era más que la personificación de un estado que aceptaste y al cual cediste en una dulce noche de bodas, pero por ese hecho multiplicaste y avivaste la tierra con la misma idea, el mismo estado.

Es imposible matar una idea, pues desde el momento en que una idea es aceptada, es concebida y la tierra es avivada. No se puede matar a un estado cortándole la cabeza al ocupante, disparándole o llevando al hombre a la cárcel. El ocupante puede apartarse, pero el estado queda para que cualquiera se enamore de el. Estos son los dioses falsos, que multiplicarán tu dolor y provocarán que vayas literalmente al infierno mientras saques adelante estas ideas como a tus hijos.

Mira dentro de tu propia mente, y si eres totalmente honesto contigo mismo, recordarás haberte unido con alguien que no es tu pareja en este mundo, sin saber que él (o ella) sólo era un estado de conciencia personificada. No te uniste a esa persona, pero si al estado que la persona representa, pues tu creador es tu esposo que está interpretando el papel de esa persona.

Si esta noche realmente crees lo que te enseño y te enamoras de ello, te encontrarás en tu dulce noche de bodas, y uniéndote con el ser que lo personifica. Puedes pensar que es con la personificación llamada Neville, pero es la unión con el estado. Como Neville puedo estar entretenido con alguien en mi casa, disfrutando de una agradable bebida o leyendo la Biblia como hago durante todo el día, y estar totalmente ajeno a ti y lo que estás haciendo. Si realmente crees lo que digo, acéptalo, y vive con ello, es muy posible y altamente probable que te vas a unir con esta idea. Y aun cuando puede usar mi cara, estás uniéndote con Dios tu Padre, que es tu propia maravillosa Yo Soydad.

La Biblia reconoce una sola fuente, una sola causa de todas las cosas. Esta única fuente es Dios, quien – como un ser versátil – interpreta todos los papeles en la historia. Él te anima, pues tú eres su esposa. Y cuando te enamoras con algo que no sea el verdadero Dios y buscas dioses falsos, tu tristeza se multiplica, y con dolor das a luz a tus hijos.

Recuerdo a una amiga mía que ya partió de este mundo. Nacida en Boston en una familia muy pobre, hambrienta por el glamour de la vida teatral. A pesar de que ella bailaba como si tuviese dos pies izquierdos, su madre la trajo a la ciudad de Nueva York, donde George M. Cohen estaba realizando un casting para uno de sus espectáculos. Había sido contratado siendo aún un joven bailarín de Dinamarca, y ahora tenía derecho a escoger a las chicas para su coro. A pesar de que esta chica no podía bailar la eligió, y en un año se casaron. Este matrimonio tuvo tres hijos preciosos.

La niña bonita tenía un deseo de glamour, de pompa y circunstancia, por lo que durante la dulce noche de bodas, tubo amorío tras amorío tras amorío ¡con todos! Desde el Papa hasta el Príncipe de Gales perpetuando así la creencia en la pompa y circunstancia. Ahora, no se puede culpar al Papa, porque él no la conocía. – o el Príncipe de Gales, ya que sólo personificaban el estado que ella deseaba expresar. Le encantaba ver al Papa ser llevado por hombres fuertes y robustos, extendiendo su mano para ser besado. Queriendo ser parte de ese mundo, ella siempre estaba uniéndose con los que lo personificaban.

Ahora, si eres católico te puede sorprender, pero no creas que el Papa o el Príncipe de Gales están exentos de esta acción, ya que son parte de este gran drama en el que todos actuamos. Ella había representado su papel y pasó los últimos quince años de su vida como una persona ebria, entregando a su cuerpo a cualquiera por una botella de vino. Ella se casó con un dios falso y multiplico sus dolores en gran medida. En medio del dolor dio a luz a los hijos de sus extraños dioses, sin embargo, mantuvo su deseo por su marido. Dios es tu marido – el centro y el núcleo mismo de tu ser. No importa lo que hagas, aun estás buscando a Dios. Así, mientras ella buscaba vino durante los últimos quince años de su vida aquí, ella seguía buscando – no a su marido, que vino de Dinamarca, sino a su verdadero esposo, su Creador, que es el Señor de los ejércitos, el padre del niño.

En el segundo capítulo de la 1ª carta de Pablo a Timoteo, se hace la declaración: «La mujer es salvada por el nacimiento de los hijos.» Esto es falso. La nota al pie en la versión común revisada nos da la versión griega, y verdadera traducción: «por el nacimiento del niño.» No es por tener hijos (todas estas ideas) está es salvada, pero por tener al niño. Cuando te das por completo a la historia del evangelio estás listo, y Dios va a asumir la máscara del que la está expresando en el momento. Entonces te unirás con ese ser y tendrás al niño.

Así que cuando tienes estos sueños, no te sientas extraño y te condenes a ti mismo. Todo el mundo ha tenido experiencias similares. Si te resistes a la unión en el sueño es porque la idea representada allí es ajena a ti; pero cuando tu deseo es algo a lo que realmente quieres dar vida y es expresado – ya sea bueno, malo o indiferente – te unirás a ello y no sentirás vergüenza, a pesar de que todo el mundo este mirando, pues este es el mundo en el que vivimos.

En el noveno capítulo de Lucas, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dicen ustedes que soy Yo?» Y ellos respondieron: «Juan el Bautista o Elías, o uno de los profetas resucitados.» Luego se dirigió a ellos y les preguntó: «Y ustedes ¿Quién dicen que soy?» Pedro entonces se convirtió en el portavoz del grupo y dijo: «Tú eres el Cristo de Dios.» Ordenándoles que no lo dijeran a nadie, dijo: «El Hijo del hombre debe sufrir y ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas. Él debe ser asesinado, pero al tercer día resucitará.».

Jesús no niega la confesión de Pedro, pero se negó a hacerlo público hasta que había reinterpretado el concepto popular mesiánico en términos de su propia experiencia. De vez en cuando, alguien que ha experimentado la verdadera historia de salvación viene al mundo y lo dice. Entonces todos los ancianos, los escribas y sacerdotes, que llevan las tradiciones de los hombres, lo negarán. Esto es así eternamente; es por eso que él se negó a hacerlo público. Los escribas, que enseñan las tradiciones de los hombres, afirman que Cristo está viniendo desde afuera – pero yo te lo digo ¡Él viene desde dentro! Te digo que Dios se hizo tan «tuyo» que tú puedes llegar a ser Dios.

Interpretando todas las partes, Dios te permite ir a cualquier lugar y encontrarte con quien quieras. Y cuando se enamoras de un estado, Él asumirá el rol del estado expresado, y en la dulce noche de bodas, tendrás una aventura. Él hará de Hitler o Stalin, de un Papa o de un príncipe, si estás enamorado de ese estado de conciencia. Y te entregarás voluntariamente a él, para multiplicar y perpetuar ese estado en el mundo. En la mañana es posible que te avergüences de lo que hiciste cuando enfrentes a la persona que lleva tu nombre (o cuyo nombre tu llevas ahora), pero en el momento no tuviste opción de hacerlo, pues Dios en ti, que es tu esposo y creador – asumió el rol. Siendo versátil, si encuentras a un perro o un gato, ves un ave o un pez en tus sueños, es porque Dios está interpretando esos roles. No importa cuál sea el animal, recuerda: Dios está interpretando su papel para que tú te conviertas en uno, pues al final dejará a todos los demás y se unirá a ti, su esposa, hasta que se conviertan en un solo ser, un solo cuerpo, un solo Espíritu, una esperanza, un solo Dios y Padre de todos.

Ahora permítanme compartir una carta que he estado esperando recibir desde el 15 de diciembre. La casa de esta señora está en un cañón pequeño y rústico. Un día pasó la tarde en Los Ángeles con una conocida ocasional, y acababa de regresar a casa, cuando escuchó sonar el teléfono. La estaba llamando esta amiga ocasional, que parecía estar bastante angustiada. La invito a cenar, por lo que ella regresó a Los Ángeles, a donde la señora le había pedido pasar la noche. Le pareció extraño acceder, pero después de pasar varias horas leyendo en voz alta para la señora, se retiraron y ella se quedó dormida. Luego dijo: «A las 3:30 de la mañana un peculiar y frio viento hizo que me despierte. La habitación tenía una luz misteriosa, cuando de la nada mis dos hermanos – a quien no he visto en más de cuarenta años – aparecieron, junto con el dueño de casa, que es como un hermano para mí. Los tres toman sus posiciones, dos a mis pies y uno a la cabecera. Levantando un niño envuelto en pañales, mi hermano mayor dijo: «Ella es demasiado vieja para tener un bebé. «Luego puso al bebé en mis brazos, y mientras yo lo miraba sonreí. De inmediato, el niño respondió y extendió sus brazos hacia mí; en ese momento me desperté en la cama.»

Luego continúa: «Cerca de cinco meses más tarde, vi a un joven adolescente que venía hacia mí desde los cañones. Tenía el pelo rubio y los ojos azules, y mientras lo miraba supe que era David. Paso cerca de mí, se dirigía hacia el mar, y lo observé hasta que se perdió de vista. No tuve que preguntarle: ¿de quién eres hijo? Porque sabía que era mío.

«Cuatro meses más tarde, de nuevo a las 3:30 de la mañana, fui despertado por el sonido de un terremoto, seguido por una fuerte explosión de una bomba. De repente todo mi ser se estremeció de arriba a abajo. Me sentí fuera de mi cuerpo, mirándolo como si yo fuera otro. El hombro izquierdo había caído un poco y cuando regresé a mi cuerpo momentos después, sentí dolor en el lado izquierdo. Ahora espero la cuarta visión, que es la del descenso de la paloma”.

No puedo describir mi emoción cuando miro a esta audiencia y veo cómo muchos están despertando. En el noveno capítulo de Lucas, se dice: «En verdad, en verdad os digo que hay algunos aquí que no probarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios.» ¡El bebé es la clave para que el reino! Cuando Simón tomó al niño en sus brazos, dijo: «Ahora, Señor, deja que tu siervo se vaya en paz, porque mis ojos han visto la salvación de Israel.» Así que haber tomado al niño es haber sido testigo del reino de Dios. Este reino es un personaje, un concepto de poder creativo totalmente diferente- no es un lugar en el tiempo o en el espacio. Y tu eres ese personaje cuando eres uno con tu poder creativo, que está para crear lo que quieras.

El niño es un símbolo de tu entrada, y hay algunos que están aquí que no experimentarán el fenómeno que los hombres llaman muerte antes de experimentar el reino de Dios. A pesar de que esta audiencia se puede contar con los dedos, hay tantos aquí que han experimentado la verdad y tantos al borde de ella, que mi alegría no tiene límites; porque si eres dueño de todo el mundo y no estás despierto, ¿qué importaría? No importa que tan rico seas, llegará el día en que partirás y descubrirás que dejaste tus billones atrás. Estarás en un cuerpo como éste, sólo que increíblemente joven, en un mundo terrenal igual que este, para continuar teniendo uniones ciegas con dioses extraños, sin saber que tu creador es tu esposo – Señor de los ejércitos es su nombre.

¡La búsqueda de tu verdadero esposo está en marcha! Has entrado en tierras extrañas y tuviste unión con extraños estados personificados por el hombre. Enamorándote de un estado, su personificación siempre te enfrenta en un sueño, la máscara siendo usada por tu esposo, quien lo hizo sin el conocimiento o consentimiento de la persona. Como un espectador inocente, la persona nunca sabrá que fue usada. Era simplemente la personificación de ciertas creencias que exacerbaban tu mente, y fueron confrontadas por tu verdadero esposo, que es el Señor de los ejércitos – tú lo enviaste a ellos.

Todos los personajes de las escrituras son interpretados por Dios. Es Él quien hace el papel de ángel en la historia de Abraham y Sara. Lee cuidadosamente y te darás cuenta que la voz del ángel cambia a la voz de Dios. Cuando se le dijo a Abraham: «Tu mujer tendrá un hijo», Sara se rio porque ambos eran muy viejos y

ya habían dejado de tener unión carnal. Ahora, el niño que se le prometió a la Sarah en cada uno de nosotros es el niño del que hablo. Eres la emanación de Dios y Él lo ha prometido, a pesar de tu edad, tendrás un hijo. Blake lo dice así tan hermosamente:

«A quien Dios ha afligido con fines secretos, los consuela y cura y los llama amigos”.

A pesar de ir por mal camino, siguiendo a dioses falsos, falsas creencias, Dios siempre te traerá de regreso; pero sufrirás, pues debes experimentar los dolores mesiánicos de la maternidad. Entonces, un día encontrarás al único esposo y te enamorarás de su promesa. Y te encontrarás con alguien que personifica la historia de la salvación y tendrás unión con él. Pero él ignorará totalmente el hecho de que te enamoraste de la idea que él patrocina, y nunca sabrá de tu experiencia a menos que tú se lo digas.

Habiendo sido enviado desde lo alto para decirte quien «YO SOY», puedes creerme o molestarte por mi mensaje; pero yo, una persona llamada Neville, no estoy al tanto, y soy totalmente inocente de todo lo que te sucede en tus sueños. Llevándote ahora hacia lo que crees, tu esposo tomará mi máscara y representará el papel que yo personifico en tu sueño. Cambia tus creencias y él tomará otra máscara y representará es papel, a medida que multipliques y llenes la tierra con ideas de las que te has enamorado.

No creo que el comunismo o la democracia puedan ser destruidos. Si yo creo en la democracia como forma de gobierno, es una idea. Puedes matarme, pero nunca matarás las ideas que albergo. El periódico de esta mañana cuenta sobre aquellos que han estado robando al gobierno. ¿Por qué debemos sorprendernos cuando vemos la falta de honradez de los funcionarios? Desde el principio se les anima con ejemplo, deben hacer lo que puedan para obtener ganancias desde sus puestos. Al ver lo que sus superiores hicieron y como se salieron con la suya, tienen unión con la idea y despiertan ese estado de conciencia. Luego sufren, pues se están haciendo cargo de los hijos de un dios falso.

Examina tus pensamientos. ¿te muestran lo que deseas tener en este mundo? ¿Están llamando a dioses falsos? ¿Ideas falsas? Si es así, “multiplicaré tu dolor en el parto, y tu deseo será para tu marido.» El Señor siempre está gobernando, siempre dispuesto a asumir cualquier papel e interpretarlo para ti mientras te guía hacia sí mismo. Y cuando te reúnas con el verdadero Dios descubrirás que fuiste el actor todo el tiempo, pues tú y Él serán uno. Blake lo dijo tan bellamente:

«La alegría y la aflicción han tejido finamente una prenda para mi Alma divina”.

El libro de Blake «Matrimonio del Cielo y el Infierno», nos da esta revelación verdadera: «Dios sólo actúa y se encuentra en Seres u hombres existentes.» Deja que este pensamiento se consuma por sí mismo en tu mente. ¡Dios es un pensamiento en acción! Imagina algo y Dios está actuando. Dios sólo actúa y es. Cada momento en el tiempo, ya sea en este mundo despierto o en el mundo del sueño, Dios es y sólo Dios actúa. Por la noche, en el sueño, Dios hace el papel del estado en el que estás conectado en ese momento o del cual te has enamorado. Si te gusta el estado, Dios asumirá su personificación y tú cederás para ser uno con él. Luego, en la mañana te despertarás con el recuerdo de lo sucedido y multiplicarás tu mundo con la idea. Darás tu vida, si es necesario, para traer tu idea al mundo, aun cuando sea la cosa más absurda posible. Continuaras haciendo esto hasta que nazca el niño y tu viaje se haya terminado.

En el capítulo 16 de Juan, se nos dice: «. Cuando una mujer está en trabajo de parto sintiendo todo el dolor que la posee, pues ha llegado la hora, pero después de que el niño nace ya no recuerda su angustia y dolor, por el gozo de que un niño ha nacido en el mundo”. La vida consiste en los niños que has traído y estás llevado, y la vida es muy dolorosa. Debes pagar el alquiler o atenerte a las consecuencias. Debes comprar comida o pasar hambre. Hay que comprar ropa o sentirte avergonzado. Debes pagar impuestos, beber agua y respirar aire. El hombre ha descubierto la forma de gravar el agua que bebe, pero hasta el momento no se ha encontrado una manera de gravar el aire que respira. Dale tiempo y estoy seguro de que lo hará. Ya se nos ha gravado hasta el límite. Vas a trabajar, y a fin de año le pagas impuestos a alguien que no existe. Lo llamamos «Tío Sam», pero es invisible. No existe tal Tío Sam, sin embargo, pone las manos en nuestros bolsillos y nos quita lo que podríamos gastar en una forma mucho mejor que él. Así que ya ves: el capítulo 3, versículo 16 del Génesis es cierto: «Multiplicaré en gran manera tu dolor en el parto.» Si mantienes la idea de guerra o hambruna, fama o fortuna, darás a luz a sus hijos y tu dolor se multiplicará en el parto, y tu deseo será para tu marido, que es el Señor, tu Hacedor.

A pesar de que no eres consciente de ello ahora, tu esposo está sufriendo contigo y lo seguirá haciendo, hasta que escuches el Evangelio con entendimiento y creas la increíble historia que Dios realmente se convirtió en ti y que tú podrías llegar a ser Dios, el Padre. Entonces para probar que Dios realmente se entregó a sí mismo a ti, podrás ver a su único hijo, David, y – como la dama – no tendrás que preguntar: «¿De quién eres hijo?» Sabrás que él es tu hijo, y él sabrá que, independientemente de tu sexo tú eres su Padre. Cuando esa experiencia sea tuya, dejarás de entregarte a dioses falsos y obedecerás a tu esposo a través del cumplimiento de la fórmula divina de salvación.

Ahora vamos a entrar en el silencio.

wedding rings
A %d blogueros les gusta esto: