EL SER. Freedom Barry (estudiante Neville Goddard).

«No quiero decir con esto que tu apariencia física que ahora constituye tu identidad, es o puede ser el creador de tu ambiente. Sino que hay en el centro de cada individuo la conciencia de ser, que sostiene todo lo que es consciente de ser.»

Traducido por Graciela Abraham para Aquiétate Elige Sé.


Traducción © Graciela Abraham para Aquiétate Elige Sé.

Comprensiblemente, surge la pregunta, si hay un Ser Supremo, ¿Cuál podría ser el propósito en permitir, si no dirigirlo deliberadamente el espectáculo que hoy ocupa el escenario mundial, un espectáculo en el que casi todo el mundo parece impotente fuera de contacto con esa supremacía?

Para que alguien entienda perfectamente una situación debe ubicarse a si mismo en ella y entonces ubicado en ese favorable punto de vista queda habilitado para entenderla.El individuo debe colocarse a si mismo como el Creador. Esta suposición es una salida radical del estado de «efecto creado» al que estamos acostumbrados, que pocos de nosotros estamos dispuestos, mucho menos preparados, para hacer la inmersión inicial.

Pero debemos, si vamos a tener la experiencia de Dios, de lo contrario nos quedamos en la posición de tener que aceptar o rechazar las teorías o descubrimientos de otros fundamentando nuestras conclusiones.Si admiramos sus esfuerzos tenemos que aceptar las conclusiones que producen.

Pero qué pasa si un admirado pionero de repente demuestra pies de barro?

Nuestra aceptación de sus conclusiones queda destruida junto con nuestra imagen suya?Casi invariablemente lo hace. Cuando esto sucede suficientes veces como para desilusionarnos comenzamos a recorrer el camino de nuestra propia investigación.Nadie persigue el camino del despertar espiritual sin pruebas y algunos errores.Anímate a pensarte como el centro de de todo lo que te rodea. Y considera este centro como el origen y la fuerza que sostiene todo lo que observas.

No quiero decir con esto que tu apariencia física que ahora constituye tu identidad, es o puede ser el creador de tu ambiente. Sino que hay en el centro de cada individuo la conciencia de ser, que sostiene todo lo que es consciente de ser.Digo la conciencia de ser…aunque se define a si mismo en una multiplicidad de formas, sigue siendo la primera persona singular en tiempo presente donde anuncia su presencia como Yo Soy.Una reflexión de todos los escritos sagrados, las escritura servirá para identificar al Yo Soy como el Creador.

Pero es tu Yo Soy el mismo ser o uno en un billón, uno de una sociedad de «somos» bajo el control central del gran Yo Soy? .La respuesta de cada uno determina su estado de víctima o vencedor en el drama de la vida. Incluso el concepto de «nosotros somos» está enteramente limitado al grado de despertar a la interpretación de las apariencias visibles, a la aceptación de la capacidad de identificar «soy consciente de que somos….» Así que, una vez más, vuelvan sobre su propio YO SOY como el centro de identificación de todo lo que tiene identidad para ti, considera tu YO SOY como el YO SOY infinito, dormido a su infinitud.Encontrarás que en el momento en que hagas esta admisión, han comenzado un proceso de despertar que solo puede expandirse y revelar su ser invisible como el poder que hace la luz a su orden, «Hágase la luz».Suena esto imposible, o demasiado elevado o impracticable? Entonces sustituye la palabra imaginación por la palabra YO SOY y te encontrarás trabajando en lo más profundo de ti y el yo más libre.William Blake, el poeta visionario inglés y artista de los últimos tiempos concibió al Ser Supremo como la Imaginación.

El ser divino y humano como términos meramente descriptivos de niveles de intensidad de este Ser.Mira a tu alrededor, tu entorno inmediato, hay algo que no haya sido primero imaginado?Si te detienes ante árboles, ríos, montañas, galaxias, personas, porque te sientes a ti mismo incapaz de haberlos imaginado antes, no olvides considerar la expansión de la imaginación mas allá de su uso consciente.En mi actual nivel de desarrollo no puedo concebirme como capaz de haber imaginado la poderosa Presa Hoover, sin embargo la imaginación en algunos niveles de funcionamiento de su intensidad tuvo que imaginarlo primero.Cuando el grado de autoconciencia es más intenso, su creatividad es la mayor evidencia, así que no niegues las posibilidades creativas de la imaginación.Considere esta carta de Pablo a los Efesios Al decir: «Él ascendió», ¿qué significa eso sino que él también había descendido en las partes más bajas de la tierra?El que descendió es el que también ascendió lejos sobre todos los cielos, para que llene todas las cosas. (Ef. 4: 9, 10) La imaginación divina, que concibe todo el drama de la vida, completa con personajes, y situaciones incluyendo (pero no restringido a) la sección infinitesimal conocida como «la cuna de la tumba» desciende en intensidad a un nivel donde es capaz de creer cualquier cosa de sí mismo, incluso creyéndose a sí mismo ser todos los personajes de la obra.

No son los personajes, sino la única vida real que tienen los personajes.»En él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser». (Hechos ).En la imaginacion divina cada personaje en el drama de la vida encuentra la fuerza motivadora, su vida, su capacidad para moverse, su propio ser. El propósito de Dios es revelarte como este poder, la Presencia divina, o YO SOY, en lugar de permanecer dormido a Su Ser en ti, en la aceptación de ti mismo como el personaje (características que se hacen visibles) que esta individualidad anima.Como cristiano, creo que Dios es vida inmortal, y que su promesa es que tendré esta Vida inmortal. Si yo fuera simplemente un instrumento a través del cual fluye esta Vida inmortal, como cursos de agua a través de un canalización (y este es el status quo más aceptado), ¿cuál sería la posibilidad de tener vida inmortal alguna vez? Pero si, por otro lado, mi maginaciön, mi conciencia libre de ser es esta vida inmortal en sí misma durmiendo en niveles infinitos de su propia vida, pude, a través de una dirección significativa de este proceso viviente, despertar a lo muy personal descubrimiento de la intención cristiana básica, «Yo soy el camino, la verdad y la vida y experimentar la vida mas abundante por cuyo propósito vine.En el principio era la palabra (significado) y la palabra estaba con Dios (causa) y la palabra era Dios (el significado era la Causa) (Juan 1.1).

En este verso, la aparente yuxtaposición de ser es borrado abruptamente, y descubrimos una unidad sorprendente, una sustancia creativa, centrado como la percepción que el individuo percibe del ser y desplegando externamente como formas visibles de sus percepciones.

Esto puede sonar como la tontería más extraña para aquellos que están acostumbrados a regatear sobre las diferentes formas en que Dios ha sido retratado por sistemas eclesiásticos en general y movimientos de “nuevo pensamiento” en especial.Los críticos de este enfoque parecen divididos en dos bandos. Por un lado tenemos a los que se oponen a ser molestados por el soporífero pasatiempo de “declarar verdades” como antídotos de sus miedos, un canto de declaraciones desgastadas por repetición irreflexiva, hasta que dejan de comunicar cualquiera de los significados que pretenden los videntes espirituales que descubrieron y revelaron esos principios fundamentales.Luego, por otro lado, tenemos a aquellos que se desarrollan intelectualmente en la “sabiduría de este mundo”, que nivela la afirmación de que esto es una simplificación excesiva de Causa y efecto; Ese Espíritu, Verdad, Vida, Amor, Omnipotencia. todos estos términos son demasiado abstractos para ser identificados con la imaginación.

Pero ¿por qué esos términos parecen demasiado abstractos para nadie, a menos que se dejen fuera de la propia experiencia? Como el verdadero método de conocimiento es el experimento, la verdadera facultad de conocer debe ser la facultad de experimentar. Esta facultad de la que trato, este es el «argumento» de William Blake, que precede a una lista de siete “Principios” y una profunda “Conclusión”.Bajo el título, “Todas las religiones son Una» con el subtítulo muy significativo, «La voz de uno que llora en el Desierto «, grabó algunos descubrimientos de su propia de experiencia, cuyos descubrimientos se concluyeron con la conclusión de que “El verdadero hombre es la fuente» Es el término Espíritu tan nebuloso, tan desprovisto de actualidad personal, que debe ser relegado para siempre a la intocabilidad olímpica? ¿Por qué deberían las mayúsculas hacer una alteración tan grande en el significado aceptado de una palabra simple? Cuando la distinción entre divino y humano se considera una diferencia de intensidad y no de sustancia?

Seguramente todos debemos haber experimentado, o al menos presenciado, un espíritu de miedo, un espíritu de celos, un espíritu de tolerancia, un espíritu de perdón. Con esto nosotros simplemente queremos decir que hemos sentido la esencia misma de estas actitudes. La esencia es del verbo latino ese que significa ser. Entonces no debería ser difícil entender el espíritu, o la esencia, como el sentimiento de ser. Dios es espíritu, y los que lo adoran deben adorarlo en espíritu y verdad. (Juan 4:24). Intensifica el sentimiento de ser algo, y darás evidencia de realmente serlo. Esta el término Espíritu alejado de la experiencia individual? Yo creo que no.

La palabra Verdad está sujeta a la misma prueba. Lo que realmente consideres como real es real, y nadie podría persuadirte para que modifiques tu aceptación de lo que tenga tu propia experiencia habiendo demostrado ser real para ti. Por supuesto, una mayor experiencia puede modificar tus conclusiones, pero tu aceptación todavía se basará en tu propia experiencia. Intenta vivir los valores que has asociado con «la Vida Divina» y descubre como para ti, se conviertan o no en las circunstancias de tu propia vida. ¿Y amor? ¿Quién no lo ha visto expresado o abusado en cualquier número de diferentes niveles? La alegría que imparte el amor es directamente proporcional al nivel de espiritualidad de quien lo usa. Estos atributos humanos se convierten en realidades divinas para nosotros, no a través del rechazo o la supresión, sino a través de nuestro uso mejorado de ellos. Pero debemos usarlos o permanecerán suspendidos para siempre en el nivel donde los observamos por última vez.

Una experiencia de primera persona de cualquiera de estos términos, incluso para ti en tu ligero nivel en la escala de tu desarrollo espiritual, ilustrará en donde el poder miente. Si parece que la omnipotencia es una denominación demasiado fuerte para este poder que parece tan débil después de tan poco ejercicio, recuerda, tú has probado en algún grado de intensidad este poder, esta imaginación Es. Ahora, habiéndolo descubierto, ejercítalo. Deja que los críticos de este enfoque de la existencia, desde ambos campos (y cualquier otros pueden haber) dirijan sus energías hacia una persona honesta, paciente y persistente. probar y ver si es la imaginación humana, su conciencia del ser absolutamente funcional, puede Ser considerada responsable de producir condiciones en armonía con sus imaginaciones. Déjalos «. . . prueba y ve que el Señor es bueno ”(Sal. 34: 8)Para degustar se requiere contacto. Más que una valoración objetiva, la degustación implica una participación de lo que se prueba; y si uno realmente participa hasta el punto de la digestión real, que uno tiene, en un sentido muy real para él, se ha hecho uno con el objeto de su prueba. Aquellos que posean una ágil curiosidad espiritual impulsarán esta búsqueda a la comprensión de que “¡Yo soy Dios y no hay otro!” (Isaias 45:22 ).

A %d blogueros les gusta esto: