CÓMO USAR TU IMAGINACIÓN. Neville Goddard-1955.

TRADUCIDO POR ©LUCAS AVONTO PARA AQUIÉTATE ELIGE SÉ.



El propósito de esta nota es para mostrarte como usar tu imaginación para
cumplir todo deseo. La mayoría de los hombres está totalmente inconsciente
del poder creativo de la imaginación e invariablemente se inclina ante el
dictamen de los “hechos” y acepta la realidad sobre la base del mundo
exterior. Pero cuando tu descubres este creativo poder dentro de tu ser,
afirmarás valientemente la supremacía de la imaginación y pondrás todas las
cosas a prueba con ella. Cuando un hombre habla de que Dios es hombre, él
está totalmente inconsciente de este poder llamado: “La imaginación humana
es Dios en el hombre”. ESTE es el poder creativo en el hombre. No hay nada
debajo del cielo que no sea plástico como la arcilla del alfarero al tacto del
espíritu de la imaginación.


Una vez un hombre me dijo, “Sabes, Neville, Amo escuchar como hablas
acerca de la imaginación, pero mientras lo hago, invariablemente toco la silla
con mis dedos y empujo mi pie contra la alfombra solo para mantener mi
sentido de la realidad y la profundidad de las cosas.” Bueno, indudablemente
él está todavía tocando la silla con sus dedos y empujando su pie contra la
alfombra.


Bueno, déjame decirte de otro sujeto que no toco con sus dedos y no empujo
ese pie en la alfombra del tablero del tranvía. Es la historia de una joven
mujer que cumplió diecisiete. Era la víspera de navidad, y ella está triste de
corazón, para ese año ella ha perdido a su padre en un accidente, y está
volviendo a una casa que se ve que es una casa vacía. Ella era inexperta y no
tenía experiencia en trabajos, así que se consiguió un trabajo como una
camarera. Esta noche es algo tarde, víspera de navidad, llueve, un coche lleno
de chicos y chicas riéndose, yendo a por sus vacaciones navideñas, y ella no
puede contener sus lágrimas…


Suertudamente para ella, como he dicho, estaba lloviendo, así que metió su
cara en el cielo para mezclar sus lágrimas con la lluvia. Y entonces esto es lo
que ella dijo: Ella dijo, “Esto no es lluvia, porque, esto es lo que rocía el
océano; y esto no es la sal de mis lágrimas que pruebo, esta es la sal del
océano en el viento; y esto no es San Diego, esto es un barco, y estoy viajando
hacía la Bahía de Samoa.” Y allí sintió la realidad de lo que había imaginado.
Luego llegó al final del viaje y todos están fuera.


Diez días después, esta niña recibió una carta de una empresa en Chicago que
decía que su tía, varios años antes, cuando navegó hacia Europa, depositó tres
mil dólares con instrucciones de que si no regresaba a Estados Unidos, ese


dinero debería pagarse a su sobrina. Acababan de recibir información sobre
la muerte de la tía y ahora estaban siguiendo sus instrucciones. Un mes
después, esta niña navegó hacia Samoa. Cuando entró en la bahía, era tarde
esa noche y había sal del mar en el viento. No estaba lloviendo, pero había
rocío en el aire. Y en realidad sintió lo que había sentido un mes antes, solo
que esta vez se había dado cuenta de su objetivo.

Ahora, está completa nota es técnica. Quiero mostrarte hoy como poner tu
maravillosa imaginación exactamente en el sentimiento del deseo cumplido y
dejarla ahí y dormirte en ese estado. Y te prometo, por mi propia experiencia,
te darás cuenta del estado en el que dormirás – si tú puedes actualmente
sentir justo una situación que implique tu deseo cumplido y continuar hasta que
te duermas, Mientras te sientas a ti mismo en ello, mantente en ello hasta que
le des todos los tonos de realidad, hasta que le des toda la viveza sensorial
de la realidad. Mientras lo haces, en ese estado, debe ir quedándose dormido
en silencio. Y de una manera que nunca lo sabrías – Tu nunca podrás adivinar
los medios que serán dados para la realización – Te encontrarás a ti mismo
moviéndote a través de una serie de eventos llevándote hacía tu objetiva
realización de ese estado.


Ahora, aquí hay una técnica práctica: La primera cosa que tú haces, debes
saber exactamente lo que quieres en este mundo. Cuando tú sabes
exactamente lo que quieres, haces una representación vívida de lo que tú
verías, y lo que tú tocarías, y lo que tú harías, presente y físicamente
moviéndote en tal estado.
Por ejemplo, supuse que quería una casa, pero no tenía dinero – pero todavía
sabía que la quería, sin tomar nada en consideración, haría una
representación vívida de la casa que me gustaría, con todas las cosas que

querría. Y entonces, esta noche, cuando vaya a la cama, lo haría en un estado,
un soñoliento, estado de sueño. En el estado que limita con el sueño, Yo
imaginaría que estoy actualmente en tal casa, que si me parase de la cama.


Lo haría parándome en el piso de esa casa, y si dejara esta habitación,
entraría en la habitación adyacente a mi habitación imaginada en esa casa. Y
mientras toco los muebles y siento que son sólidamente reales, y mientras me
muevo de una habitación a otra en mi casa imaginaria, me iría a dormir
profundamente en ese estado. Y sé que de una manera que no podría idear
conscientemente, me daría cuenta de mi casa. Lo he visto funcionar una y otra
vez.


Si quisiera un ascenso en mi trabajo, me preguntaría a mí mismo, “Que tipo de
responsabilidades adicionales serían mías si me darían este gran ascenso?

¿Qué haría? ¿Qué diría? ¿Qué vería? ¿Cómo actuaría? Y entonces en mi
imaginación yo empezaría a ver y tocar y hacer y actuar como si podría
hacerlo externamente.


Si ahora deseara a la compañera de mi vida, si estuviera buscando una mujer
o un hombre maravillosos, ¿qué me encontraría haciendo para implicar que he
encontrado mi estado? Por ejemplo, supongamos que ahora soy una dama,
una cosa que definitivamente haría, usaría un anillo de bodas. Tomaría mis
manos imaginarias y sentiría el anillo que imagino que estaría allí. Y seguiría
sintiéndolo y sintiéndolo hasta que me pareciera sólidamente real. Le daría
toda la intensidad sensorial que soy capaz de dar cualquier cosa. Y mientras
siento mi anillo imaginario, lo que implica que estoy casado, dormiría.
Esta historia se nos dijo en “La canción de las canciones, o Una Canción de
Salomón:


Como es dicho, «Por la noche, en mi cama, buscaba a quien ama mi alma.
Encontré a quien ama mi alma, y no lo dejaría ir hasta que lo traje a la casa
de mi madre, directamente a la cámara de ella que me concibió». Si tomara
ese hermoso poema y lo pusiera en inglés moderno, en lenguaje práctico, sería
esto: «Mientras estaba sentado en mi silla, me sentiría en la situación de mi
deseo cumplido, y al sentirme en ese estado, no lo dejaría pasar. Mantendría
vivo ese estado de ánimo y con ese estado de ánimo dormiría «. Eso es llevarlo
«directamente a la cámara de mi madre, a la cámara de ella que me
concibió».
Sabes, personas están totalmente inconscientes de este poder fantástico de la
imaginación, pero cuando el hombre comienza a descubrir este poder dentro
suyo, él nunca juega la parte que anteriormente jugó. Él no vuelve hacía atrás
a convertirse solo un reflector de la vida; Desde aquí él es la causa de la vida.
El secreto de ello es centrar tu imaginación en el sentimiento del deseo


cumplido y mantenerte allí. En nuestra capacidad para vivir EN el sentimiento
del deseo cumplido, se encuentra nuestra capacidad para vivir la vida más
abundante. La mayoría de nosotros tenemos miedo de imaginarnos a nosotros
mismos como individuos importantes y nobles seguros en nuestra contribución al
mundo solo porque, en el mismo momento en que comenzamos nuestra
suposición, la razón y nuestros sentidos niegan la verdad de nuestra suposición.


Parece que estamos bajo el control de un impulso inconsciente que nos hace
aferrarnos desesperadamente al mundo de las cosas familiares y resistir todo
lo que amenaza con arrancarnos de nuestros amarres familiares y aparentemente seguros.


Bueno, yo apelo a ti a que lo intentes. Si lo intentas, descubrirás esta gran
sabiduría de los ancestros. Para ellos que nos lo han dicho en su única, extraña
y maravillosa forma simbólica. Pero desafortunadamente tú y yo
malinterpretamos estos cuentos y los tomamos por historia, cuando ellos
tendían a una instrucción para simplemente cumplir cada objetivo. Tú ves, la
imaginación nos pone para nuestros adentros con el mundo de los estados.


Estos estados son existentes, ellos son en el presente ahora, pero hay meras
posibilidades mientras pensemos EN ellos. Estos se vuelven abrumadoramente
real cuando pensamos DESDE ellos y habitamos en ellos.


Tú sabes, hay una amplia diferencia entre pensar EN lo que tú quieres en este
mundo y pensar DESDE lo que tú quieres. Déjame decirte que cuando
primeramente escuché este extraño y maravilloso poder de la imaginación.
Fue en 1933 en la ciudad de Nueva York. Un viejo amigo mío me lo enseñó.


Se volvió hacia el decimocuarto de Juan y esto es lo que leyó: «En la casa de
mi padre hay muchas mansiones. Si no fuera así, te lo habría dicho. Voy a
prepararte un lugar, y si voy y prepara un lugar para ti, vendré otra vez y te
recibiré a mí mismo, para que donde yo esté allí ustedes también estén «. Me
explicó que este personaje central de los Evangelios era la imaginación
humana; esa ‘mansión’ no era un lugar en una casa celestial, sino simplemente
mi deseo. Si hiciera una representación viviente del estado deseado y luego
ingresara a ese estado y permaneciera en ese estado, me daría cuenta.


Para ese tiempo, quise hacer un viaje hacia la isla de Barbados en las Indias
Occidentales, pero no tenía dinero. Él me explicó esto, que si esta noche,
mientras dormiría en la ciudad de Nueva York, asumir que estoy durmiendo en
la casa de mi padre en Barbados y dormirme en ese estado, que realizaré
entonces mi viaje. Bueno, tome su palabra y lo intente. Por un mes, noche tras
noche mientras caía dormido yo asumí que estaba durmiendo en la casa de mi
padre en Barbados. Al final del mes una invitación de mi familia vino para
pasar el invierno en Barbados. Navegué para Barbados a principios de
diciembre de ese año.
Desde entonces supe que había encontrado este salvador en mí mismo. El viejo
amigo me dijo que nunca fallaría. Incluso después de que sucedió, apenas
podía creer que no hubiera sucedido de todos modos. Así de extraño es todo
esto. Al reflexionar, sucede tan naturalmente que comienzas a sentir o a
decirte a ti mismo: «Bueno, de todos modos hubiera sucedido», y te recuperas
rápidamente de esta maravillosa experiencia tuya. Nunca me falló si diese al

estado de ánimo, el estado de ánimo imaginado, la viveza sensorial. Podría
contarle historias de casos sin numerar para mostrarle cómo funciona, pero en
esencia es simple: simplemente sabe lo que quiere. Cuando sabes lo que
quieres, estás pensando en ello. Eso no es suficiente. Ahora debe comenzar a
pensar DESDE él. Bueno, ¿cómo podría pensar al respecto? Estoy sentado aquí
y deseo estar en otro lugar. ¿Cómo podría, mientras estoy sentado aquí
físicamente, ponerme en la imaginación en un punto en el espacio alejado de
esta habitación y hacer que eso sea real para mí?


Muy fácilmente. Mi imaginación me pone en contacto interiormente con ese
estado. Me imagino que en realidad estoy donde deseo estar. ¿Cómo puedo
saber que estoy allí? Hay una manera de demostrar que estoy allí, porque lo
que un hombre ve cuando describe su mundo es, como él lo describe, relativo a
sí mismo. Entonces, el aspecto del mundo depende completamente de mi
posición cuando hago mi observación. Entonces, si mientras describo mi mundo
está relacionado con ese punto en el espacio que imagino que yo estoy
ocupando, entonces debo estar allí. No estoy físicamente allí, no, pero YO
ESTOY allí en mi imaginación, ¡y mi imaginación es mi verdadero ser! Y donde
voy en la imaginación y la hago realidad, allí también iré en la carne. Cuando
en ese estado me quedo dormido, está hecho. Nunca lo he visto fallar. Así que
esta es la técnica simple sobre cómo usar su imaginación para realizar todos
sus objetivos.
Aquí tenemos un sano y productivo ejercicio para la imaginación, algo que
deberías hacer a diario: Diariamente revive tu día como te gustaría haberlo
vivido, revisando las escenas para hacerlas conforme a tus ideales. Por

ejemplo, supongamos que el correo de hoy trae noticias decepcionantes.
Repasar la carta. Reescribe mentalmente y haz que se ajuste a las noticias que
desearías haber recibido. O supongamos que no recibió la carta que desearía
haber recibido. Escríbete la carta e imagina que la recibiste.


Déjame contarte una historia que tomo lugar en Nueva York no hace mucho
tiempo. En mi audiencia se sentó esta mujer, que me ha escuchado, oh,
numerosas veces, y estaba contando la historia de la revisión: ese hombre, sin
conocer el poder de la imaginación, se duerme al final de su día, cansado y
exhausto, aceptando como final todos los eventos del día. Y estaba tratando
de demostrar que el hombre debería, en ese momento antes de dormir,
debería reescribir todo el día y adaptarlo al día que deseaba haber
experimentado.
Esta es la forma en que una dama usó sabiamente esta ley de revisión: parece
que hace dos años se le ordenó salir de la casa de su nuera. Durante dos años
no hubo correspondencia. Había enviado a su nieto al menos dos docenas de


regalos en ese intervalo, pero ninguno fue reconocido. Después de escuchar la
historia de la revisión, esto es lo que hizo: cuando se retiró por la noche,
mentalmente construyó dos cartas, una que imaginaba que venía de su nieto y
la otra de su nuera. En estas cartas expresaban un profundo afecto por ella y
se preguntaban por qué no había llamado para verlos.

Lo hizo durante siete noches consecutivas, sosteniendo en su mano imaginaria la
carta que imaginó haber recibido y leyendo estas cartas una y otra vez hasta
que despertó en ella la satisfacción de haberla escuchado. Luego se durmió. Al
octavo día recibió una carta de su nuera. En el interior había dos cartas, una
de su nieto y otra de la nuera. Prácticamente duplicaron las cartas imaginarias
que esta abuela se había escrito ocho días antes.


Este arte de la revisión puede ser usado en cualquier ámbito de tu vida. Toma
el asunto de la salud. Supongamos que estuvieras enfermo. Trae ante el ojo de
tu mente la imagen de un amigo. Pon en esa cara una expresión que implique
que él o ella ve en ti eso que tú quieres que todo el mundo vea. Solo imagina
que él está diciéndote que nunca te ha visto mejor, y tu respondes, “Nunca me
he sentido mejor.”
Supone que tu pie está lastimado. Entonces haz esto: Construye mentalmente
una escena que implique estás hablando – que estás haciendo todas las cosas
que harías si tu pie estuviera normal, y hazlo una y otra vez hasta que tome
los tonos de la realidad. Siempre que hagas en tu imaginación lo que te
gustaría hacer en el mundo exterior, lo harás en el mundo exterior.


El único requisito es excitar tu atención en una forma, y en tal intensidad, que
tú te vuelvas totalmente absorbido en la acción revisada. Tú experimentaras
una expansión y un refinamiento de los sentidos por este ejercicio imaginativo,
y eventualmente, obtendrás visión en el mundo interno. La vida abundante
prometida es nuestra para que la disfrutemos ahora, pero no lo haremos hasta
que tengamos el sentido del creador como nuestra imaginación, para poder
entonces experimentarlo.


Imaginación persistente, centrada en el sentimiento del deseo cumplido, es el
secreto de todas las operaciones satisfactorias. Este solo es el medio para
cumplir la intención.


Cada etapa del progreso del hombre está hecha por el ejercicio consciente y

voluntario de la imaginación. Entonces entenderás por qué todos los poetas
han enfatizado la importancia de una imaginación vívida y controlada.


Escuche este del gran William Blake:


«En tu propio pecho llevas
tu cielo y tierra;
y todo lo que descubres,
bien que te aparezca fuera,
Está dentro, en tu
Imaginación,
De la cual este mundo de
mortalidad no es sino una
sombra» (Jerusalem).


Pruébelo y usted también demostrará que su imaginación es el creador.

unrecognizable woman standing behind glass window

A %d blogueros les gusta esto: