IMAGINACIÓN FOCALIZADA

Imaginamos con intensidad y entrega constantemente.

Imaginamos circunstancias sublimes y acontecen, y las llamamos «milagros».

Imaginamos circunstancias no sublimes, y acontecen; y las llamamos «tragedia».

Tomemos nota del punto principal: «la intensidad» en la imaginación lograda por la atención focalizada.

©Móni Ciampagna

person holding magnifying glass

Publicado por Aquiétate Elige Sé

Asesora, conferencista, abogada, escritora. Comencé mi camino espiritual consciente cuando era niña y me dedico a asesorar desde hace 13 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: