SIN ESFUERZO

Toda asunción o suposición tiene que ser sin esfuerzo, aunque persistente hasta lograr el estado de que YA ES.

Persistencia no tiene por qué estar asociada a esfuerzo.

Esforzarse es continuar prestando atención a lo que no se tiene, y queriendo prestar atención al deseo satisfecho.

La atención está bifurcada . Está posicionada en dos puntos, y eso genera tensión.

Como una banda elástica sujeta fuertemente en un punto y que se trata de estirar para llegar a un punto opuesto.

Sostenida en la carencia, y estirándola a la satisfacción.

Pueden imaginar la situación de la banda elástica?

Nunca puede posarse de lleno en el nuevo punto ( deseo cumplido), porque continúa anclada al estado que se quiere abandonar ( el punto de apoyo).

Además de generar tensión, activa la frustración.

La forma eficaz es tan solo dejarse.

Abandonarse.

No al resultado, sino a la experiencia.

En pocas palabras, vivir el deseo cumplido por el mero placer que esto genera. No en busca de un resultado sino en búsqueda de la experiencia imaginativa.

Y como una pluma libre lanzada al aire, nuestra atención quedará posada en el deseo cumplido, y la realidad no tiene otra alternativa que reflejar el nuevo estado de consciencia (sistema de creencias) .

© Móni Ciampagna.

scuba diver under water

Publicado por Aquiétate Elige Sé

Asesora, conferencista, abogada, escritora. Comencé mi camino espiritual consciente cuando era niña y me dedico a asesorar desde hace 13 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: