Aclara tu mente.

Desde una mente turbulenta, las decisiones son turbulentas.

Cuando desees tomar decisiones claras, aclara tu mente.

A veces en apariencia se torna dificultosa esta tarea, tan solo porque hemos enredado la mente en nuestros propios reflejos elegidos desde la turbulencia (experiencia de vida).

Pero sabe, somos causa, somo dios, somos El Creador y somos El seleccionador.

Tan solo recuerda éso y no califiques la situación actual.

Obsérvala como si la situación no fuera tuya.

Y entonces habrás desatorado tu atención del drama.

Una atención libre puede ser redirigida.

Prueba.

© Móni Ciampagna.

𝕊𝕀 𝕋𝔼 𝔾𝕌𝕊𝕋𝕆́ 𝕃𝔸 ℙ𝕌𝔹𝕃𝕀ℂ𝔸ℂ𝕀𝕆́ℕ ℙ𝕌𝔼𝔻𝔼𝕊 ℂ𝕆𝕄ℙ𝔸ℝ𝕋𝕀ℝ𝕃𝔸.

calm water of rippling sea under cloudy sky

Publicado por Aquiétate Elige Sé

Asesora, conferencista, abogada, escritora. Comencé mi camino espiritual consciente cuando era niña y me dedico a asesorar desde hace 13 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: